BIENVENIDA

Si en teoría todos merecemos las mismas oportunidades y el respeto de nuestros derechos para tener una vida digna, ¿por qué para las personas con autismo es tan difícil encontrar lugar en una escuela?, ¿por qué el acceso al mundo laboral es una realidad que muy pocas alcanzan?, ¿por qué las familias que viven con un diagnóstico de autismo se sienten tan incomprendidas?, ¿por qué encontrar atención y acompañamiento terapéutico es tan complicado?, ¿por qué el autismo es una palabra que da miedo?

A lo largo de la historia, las personas con características que salen de lo común han sido tratadas por la sociedad a partir de sus “diferencias”, se les llena de connotaciones que les segregan como “no normales”, se les clasifica y limita en sus oportunidades, se les mira con lástima y por lo general se les excluye de diversas actividades en múltiples sectores. Es cierto que la cultura de “aceptación y convivencia”, por llamarla de alguna manera, ha evolucionado y comenzamos a comprender de diversidad, sin embargo no es suficiente con adaptar las instalaciones o “integrar” a las personas, necesitamos fomentar la inclusión real desde una perspectiva integral, transformando la forma en que la discapacidad y las condiciones de la neurodiversidad son concebidas socialmente.

En Iluminemos de Azul trabajamos todos los días para que los derechos de quienes viven dentro del espectro autista sean respetados, para que el acceso a la educación, al trabajo, a la cultura y al entretenimiento sean una realidad. Buscamos inspirar un cambio social que propicie la inclusión integral de nuestra comunidad.